Carta a las mujeres: el poder en manos de quién

Irene 18 May 2010 | 1 comentario

Suele suceder que las mujeres delegamos ciertos roles en los hombres. Los arreglos de la casa, el arreglo y uso del auto, la configuración y el manejo de los equipos y sobre todo el de la computadora.
Incluso las más techies alguna vez compartimos datos que no debiéramos, como passwords de cuentas de email y otros servicios que nos dejan vulnerables frente a una pareja demasiado celosa o invasiva. Obviamente esto no aplica solo a las mujeres, pero históricamente es un lugar del que fuimos desplazadas y por el que no siempre damos pelea.
Iris en su post Primeros apuntes para una carta a las mujeres plantea el peligro de entregar cierto lugar que deja el poder en otras personas.
A mi también me pasó que alguien abusó de mi confianza y me parece importante que cuidemos nuestra intimidad, aunque no hagamos nada prohibido, tenemos derecho a nuestra privacidad y a tener control sobre las herramientas que nos dan poder.
Esta es la carta que sugiere Iris para empezar a plantear el tema:

Querida mujer de este siglo:

  • La capacidad para aprender acerca de la tecnología no es genética, no depende del hecho de haber nacido mujer o varón que puedas aprender mucho sobre tecnología.
  • Tener en tus manos el manejo de la información (aprender a usar una computadora, dominar su configuración y poder decidir para qué querés usar esa herramienta) es, al igual que la administración del dinero, un elemento de poder que no debemos dejar en manos de terceros.
  • Para apropiarnos de ese poder basta con involucrarnos. Pedir ayuda para aprender es bueno, pero no pedir que los demás solucionen nuestros problemas. No dejes que los hombres que te rodean sean los únicos que sepan las claves de la red, la manera de configurarla, los usuarios y las claves de la computadora, y todos los datos necesarios para que te manejes con independencia total, incluso la independencia de poder llamar a un técnico y brindarle la información que él te pida sin tener que preguntarle a nadie.
  • Usá herramientas que permitan que vos domines todo el contenido de tu computadora; no dejes que otras personas decidan por vos qué programas usar. Preguntá, visitá los foros de ayuda, consultá con la comunidad y decidí por tus propios medios. En la red hay mucha gente dispuesta a ayudarte.
Etiquetas: ,

1 comentario

  • Hakel says:

    Hola Irene,
    Hace tiempo que no visitaba tu blog, y hoy que lo hago, con qué interesante tema me encuentro.
    Me hizo recordar la facultad (soy Ing. en Cs. de la Computación), y yo no comprendía cómo, las contadas mujeres que había, a pesar de estar estudiando lo mismo, siempre dejaban en manos de los chicos la configuración de sus máquinas y la solución de sus problemas. Siendo que tenían los mismos conocimientos y la misma capacidad. Definitivamente, creo que hay que dejar de lado esos pequeños temores.
    Parece mentira, pero.. no todo es tan difícil como lo parece, si lo intentas, te sorprenderás de lo que puedes lograr.
    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *