Consumir, tirar y volver a comprar

Irene 16 Jul 2008 8 comentarios

Desde que tengo una hija hay algo que realmente me impresiona: la cantidad de juguetes que los chicos de hoy tienen. Se los regalan cuando comemos afuera o se los regalan en sus cumpleaños. Cantidad de objetos que pierden su sentido al momento de llegar a sus manos. La mayoría no llegan a usarse para jugar, van directo a la basura.
Me da un poco de asco esto, es una manera de no valorar nada. Tener por tener. O peor, tener para poder SER.
Estamos educando a nuestros hijos para ser consumidores. El día de mañana van a cambiar sus objetos a cada rato y van a trabajar para eso como si tuviera algun sentido ¿Acaso no lo hacemos nosotros ahora?
Este video es excelente (lamentablemente está en inglés) (¡gracias Kanuel por el link a la versión doblada!), explica como vivimos en un mundo en el que nos impulsan a consumir objetos diseñados para ser obsoletos en poco tiempo. Y la pregunta es ¿a dónde va a parar tanta basura?

Algunas publicidades nos venden productos ecológicos o amigos del medio ambiente, pero la verdad es que lo mejor que podemos hacer por el planeta, y antes que nada por nuestra felicidad y salud mental es parar de consumir.
No comprar el último celular, ni la última computadora, ni la ropa de moda.
Usemos lo que tenemos y aprendamos a quererlo. Claro que es más difícil ahora que las cosas están diseñadas para no durar, pero podemos intentarlo.

Vía | MedioBestia

8 comentarios

  • Nacho says:

    Irene, en la web de adlatina Lado B está el video subtitulado.
    Es tan impactante como educativo. Y la argumentación es impecable.
    Saludos! Siempre te escucho jajajaj

    Nacho.

  • Kanuel says:

    Menos mal que ya tenía visto ese vídeo… doblado al español.

    http://video.google.com/videoplay?docid=-5645724531418649230&hl=es

    Un saludo!

  • Irene says:

    ¡Gracias!, ya puse la versión doblada 🙂

  • Oscar says:

    Gracias a todos. Quizás nunca hubiera visto este video completo.

  • Vanis says:

    Interesante el video para comprobar el nivel de consumo que tenemos a diario. Es extraño ponerse a pensar en toda la infernal cadena de procesos y gente involucrada en la producción de un objeto, no?
    No me considero una compradora compulsiva, de hecho pienso bastante antes de cambiar algo viejo. Tenemos que empezar a prestar mayor atención a estas cosas. 🙂

  • Virginia says:

    ¡Interesantísimo este vídeo! Esta cultura del consumismo es voraz, se traga a todo el que se acerca, y eso es tremendo; sobre todo porque cada vez estamos más rodeados de mensajes que nos orientan hacia ese cunsumismo desaforado, desde edades cada vez más tempranas, y por eso no es nada difícil convertirse en un consumista sin remedio. La acumulación de bienes materiales define quiénes somos. Es tremendo cuando te paras a analizar esta realidad. Además, quedarse fuera, una vez lo has decidido, no es una opción sencilla; precisamente por lo que se dice en este vídeo: porque todo está diseñado para que los bienes tengan que renovarse constantemente; eso por no hablar de la invisibilidad con la que tienen que enfrentarse las personas que eligen no entrar en esto. Por cierto que conseguirlo del todo, en mi opinión, es casi imposible. Muchas personas decidimos conformarnos con acercarnos a un punto medio, que no siempre es fácil de mantener en equilibrio, porque la presión mediática y social para ‘desequilibrarnos’ es fortísima, ya lo habréis notado…

  • Graciela says:

    EXELENTE!!!!!!!1 AUNQUE TODOS LO SEPAMOS A GRANDES RASJOS ESTÁ MUY BIEN EXPLICADO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *