En crudo

Irene 25 Sep 2005 Dejá tu comentario

Aunque esto es algo que afecta más que nada a los fotógrafos, muchos de nosotros somos aficionados a la fotografía digital y puede llamarnos la atención el asunto.

El formato en el que obtenemos nuestras fotos digitales suele ser JPG o TIFF.
Pero antes de llegar a este formato, la fotografía pasa por una instancia en la que los parámetros de saturación, balance de blancos, exposición, etc. no han sido determinados.
Este formato se llama RAW y algunas cámaras permiten guardar las fotos en esta instancia para su posterior edición.
Las fotos en este formato pesan varias veces más que un JPG, pero menos que un TIFF (al menos en mi cámara).
Este formato no está estandarizado, por lo cual para poder editarlas en tu computadora necesitás el software que te provee el vendedor de la cámara y a veces bajarte algún upgrade.
En el caso de Olympus (mi cámara es una C-5050 zoom), incluso pude bajarme un plugin para Photoshop.

Pero el hecho de que este formato no sea un estándar es algo que a la larga puede perjudicarnos, ya que si alguno de los fabricantes discontinúa el editor de nuestro formato podemos perder la posibilidad de acceder a esa fotografía.
En Fotonatura.org hay un interesante artículo al respecto, en el que señala que hay más de 100 formatos RAW y algunas empresas -como Nikon- ya han encriptado parte del código, haciéndolo inaccesible.

Open Raw

El grupo de fotógrafos OpenRaw promueve el cambio hacia un formato abierto estándar.
Aunque no necesariamente debe ser éste, Adobe propuso el DNG (Digital Negative) que es compatible con Photoshop CS2.

Una manera de actuar al respecto, es enviar la carta que proponen (versión en inglés, versión en castellano) a los distintos fabricantes de cámaras.

[Fuente eTc]
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *