Energizante

Irene 26 May 2003 2 comentarios

Fui a la facultad para dar una mano en un tema tecnológico.
Sólo por escuchar al grupo conversando sobre lo que quieren compartir, lo que producen… es movilizador. Como dice una profesora-amiga, la facultad es como un spa; uno vuelve completamente renovado, con ideas, con ganas de hacer mil cosas.
No siempre es así, hay que reconocer que hay de todo. Pero hay personas que trabajan investigando, reflexionando sobre lo que hacen, buscando la manera de hacerlo mejor, de compartirlo con otros.

Hoy respiré un aire que me hacían falta.
Ojalá con mi labor, como profesional o ayudante de cátedra, pueda devolver aunque sea un poco de todo esto que recibo.
Y como además me compré un libro, puedo decir que estoy en el cielo.

Etiquetas:

2 comentarios

  • Es una sensaciòn de gratitud y felicidad, poder devolver todo lo que uno, pudo compartir, aprender y crecer gracias al aporte de la facu.
    Es una vieja idea que me ronda la cabeza el que todos los profesionales deberìamos (por lo menos eso intento 🙂 ) devolver algunos años de docencia/investigacion/tareas a la facultad y la sociedad que pagò nuestros estudios.
    o no?

  • irene says:

    Totalmente de acuerdo.
    Esa es una de las cosas que me pone contenta, el poder devolver de alguna manera lo que recibí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *