La colegiatura viene bajando

Irene 15 Dic 2005 | 90 comentarios

El proyecto de colegiatura que se lleva adelante en Misiones es un excelente disparador para abrir el debate sobre los problemas que hay en nuestra práctica y las soluciones que requieren. Creo que discutir sobre una posible colegiatura puede enriquecernos, más allá del partido que tomemos.
Antes que nada, aclaro que mis apreciaciones no pretenden ser universales ni quiero arrogarme el conocimiento de las necesidades de, por ejemplo, los diseñadores de Misiones.

Siguiendo el debate que se está dando en la lista Comunidad-DG, destaco algunas apreciaciones respecto a la colegiatura.
Para empezar, tenemos que saber qué es un colegio, qué poderes tiene y en nombre de quién lo ejerce:

[…] un colegio recibe de parte del estado un poder de policía en el control del ejercicio de la profesión (esto es quién y cómo puede ejercerla) […]

[…] las matrículas y colegiaturas imponen reglas y obligaciones con el fin de proteger a terceros de las malas prácticas por parte de los colegiados.

[…] las reglamentaciones aparecen cuando ‘no queda otra’ que reglamentar; tenemos el ejemplo de médicos y abogados, gasistas, electricistas, donde el estado toma la responsabilidad de garantizar la idoneidad de esos oficios o profesiones, a través de los colegios, o entes que controlan la matriculación y formación, y exigen la contratación sólo de matriculados, para proteger a la sociedad en su conjunto de las malas prácticas.

Minombresbond

El gobierno da el poder a un grupo de profesionales por sobre sus colegas, solamente cuando hay razones de vida o muerte y para defender a la sociedad de la potencial mala práctica de quienes la ejercen o de quienes lo hacen sin conocimientos.
Es un error considerar a un colegio como el defensor de los matriculados.
Un colegio debe ser mediador y juez cuando es el profesional el que perjudica a la sociedad y esto es en el caso de que sea una práctica potencialmente peligrosa para la vida.
Respecto a los conocimientos necesarios para nuestro trabajo, podemos ver los diferentes planes de estudio de las diversas carreras para saber que no hay un criterio unificado.

Una persona que se somete a una cirujía no participa de las instancias de decisión de la práctica en sí, un cliente de un abogado no puede comprender las complejidades de una acción judicial, un cliente de un ingeniero civil o un arquitecto no puede participar del cálculo estructural de un edificio. Y el estado delega el control de esa situación en un colegio formado por los mismos profesionales, para que regulen y controlen en ese sentido la práctica.

Quizá podríamos argüir que tampoco nuestros clientes conocen los mecanismos de la comunicación, pero evaluando las consecuencias de nuestra tarea, podemos ver que hay pocas áreas en las que peligra la vida si equivocamos nuestra estrategia.

Sin duda debería legislarse (si es que no lo está) sobre esos aspectos particulares, como las piezas relacionadas a la salud o a la seguridad, pero seguramente que esto abarcaría no sólo nuestra práctica, sino también la de los fotógrafos, ilustradores o programadores que manejan información sensible.

Hay que diferenciar la defensa corporativista o la lucha sindical del bien común de la sociedad en su conjunto.
La defensa sindical es loable e imprescindible, y se hace a través de los sindicatos.
Un ejemplo de corporativismo es la legislación que impide (o impedía) a quienes no estuvieran matriculados como locutores mencionar marcas en televisón. ¿No les parece absurda esta limitación?

De la misma manera los fotógrafos, ilustradores, tipógrafos, escritores o programadores podrían reclamar el derecho a matricular su práctica y seguramente no nos parecería tan razonable vernos impedidos de trabajar con una fotografía propia, por ejemplo.

El diseño gráfico necesita ser reivindicado, promovido y potenciado. Necesitamos que se publiciten las bondades de nuestra tarea y necesitamos tener espacios de aprendizaje y debate. También tenemos que interesarnos en las condiciones de estudio y en fomentar la investigación.
Todas estas tareas son las que llevan adelante las diferentes asociaciones que conviven en argentina. El problema reside en que los resultados no son visibles en el corto plazo y requieren una preparación que no recibimos en la facultad. Tenemos que tener paciencia, los frutos llegarán, si trabajamos para ello.

Actualización: por si no quedó claro, yo no estoy de acuerdo con una colegiatura, al menos en este contexto.

90 comentarios

  • Mads says:

    Sergio, te hago una pregunta…que pasaria si un ‘Colegio de Informaticos” te impidiera realizar paginas webs ( que si o si requieren programación en determinado lenguaje HTML, Javascript, PhP. SQL, ASP…etcs ) porque sos idoneo en esa materia y no tenes un titulo habilitante en Ciencias Informaticas ????. Porque salvo de tener unotodos tus conocimientos provienen de cursos no avalados por el M.E y ellos tienen todo el derecho de exigir ( como lo haria un Colegio de Diseñadores ) que solo los matriculados se encarguen de la programación de un sitio…o acaso el Colegio de Diseñadores haria de su incumbencia la programación, el diseño textil ( asi puedo hacerme unas remeritas cancheritas ) el diseño industrial de la señalización, el hacer panchos y sanguches de miga….???? Cosa de no dejar nada afuera no ???

    Por otro lado…solo veo a los defensores de la colegiatura tratar de responder a las dudas de los que no estamos de acuerdo…pero aun no me quedo en claro ( para nada ) en que beneficiaria un Colegio a los diseñadores….y que podria hacer de distinto ( que no sea restringir el el ejercicio de la profesión ) que no podria hacer una Asociación de Profesionales con pilas puestas…como lo es la AIGA o el Design Council…

  • ranajujuy says:

    Mads:
    Yo acostumbro a tercerizar los requerimientos de programación cuando el proyecto lo requiere. Y creo que asi se debría hacer “siempre que el proyecto lo requiera” (si lees un poco se dijo lo mismo sobre el tema de fotografía)
    Es cuestión de sentido común al determinar grado de compejidad que tenga el proyecto.

    La diferencia es que una asociación puede, mientras que un colegio debe y como coloqué en mi post, dadas las características de nuestra profesión (“nuestras profesiones” para que no se entieda que es solo para DG) el poder hacer de una asociación está limitado “las pilas” de los directamente involucrados.

  • Mads says:

    Un colegio no requiere solo de “sentido común” para interpretar ( o no ) los alcances de la profesión…tiene que ser uniquivoca y aplicable.
    No puede dejar al azar el hecho de involucrar o no otra gente.
    Hay muchos diseñadores que son expertos programadores y no
    tienen ( ni quieren , por miles de razones…como el costo ) tercerizar
    la parte de programación…que se haria con eso ???

    En cuanto a la diferencia en “deber” y “poder” me parece que obligar a cientos, sino miles de profesionales a involucrarse en algo que tal vez este en las antipodas de su pensamiento es meterse con la libertad que tiene cada uno a hacerlo o no. Obligar por ley me parece totalmente inconducente. Y si ese es el única diferencia ( esa y la obligación de matricularse ) de un Colegio de diseñadores paso…no creo que traiga aparejado nada bueno al ejercicio de la profesión…

    Insisto…no creo que la Colegiatura sea el camino para resolver algunos problemas de la profesión…todo lo contrario, crearia muchisimos nuevos y los viejos estarian aún sin resolverse

  • Diego says:

    acabo de terminar de leer este muy buen articulo que me parece les va a aclarar el panorama a varios “elitistas” que por aca opinaron y dijeron que los carniceros no necesitan diseño… haganse cargo.
    saludos cordiales, y feliz año nuevo

  • laura says:

    Por favor, ¡Dieguito! muy buen artículo… No se trata de que Don Gomez “crea” que no “merece” que le diseñen. Se trata de que no va a invertir en eso, porque es bastante ingenuo pensar que eso lo va a hacer vender más.
    Don Gomez necesitaría diseñó si se le ocurre poner una franquicia de su verdulería y llevara la identidad a ese nivel. Don gomez tiene identidad y tiene su propio “diseño gráfico” como todas las verdulerías de barrio, o los supermercados chinos, que ya tienen la identidad de eso que son. ¡Por favor!

  • Patricio says:

    Coincido, los defensores del colegio no tienen ninguna propuesta concreta mas allá de la persecusión de los “ilegales” y la defensa corporativa de los intereses económicos de una élite ilustrada.

    Por ahí alguien hablaba de que una persona con un título universitario o terciario tienen más derechos legales que otro sin títulos… pinta clarisimo la idea de exclusión profesional y de elitismo de los que proponen la colegiatura.
    La verdad no estudié para creerme mejor o con más derechos que alguien que no lo hizo…

    Insisto con el discurso discriminatorio: idoneo o profesional…
    exigir a un diseñador gráfico sin educación formal que justifique su saber, y no hacer lo mismo con alguien que tiene un título, como si este fuera garantía de profesionalismo y de saber… por favor… recibo unos cuantos curriculums de DG`s “legales” por mes y que muchos de esos tengan un título habla muy mal del sistema educativo.

    ¿Le van a exigir título habilitante a Shakespear o a Chaves? Porque hasta lo que sé son arquitectos, no diseñadores gráficos con título. Son tipos que se educaron en la disciplina por su cuenta y que tuvieron la suerte y los contactos políticos necesarios para llevar al diseño gráfico a la facultad o a la calle mediante la señalización urbana…

    Estaría bueno que alguno me explique como van a hacer para obligar al “carnicero de la esquina” a que solo compre diseño a un “matriculado”. ¿Van a meter en cana o a multar al ilegal?

    Estaría bueno también que expliquen un poco todo eso de la responsabilidad legal, la mala práxis y como piensan regularla en una disciplina donde el cliente suele tener un nivel responsabilidad muy alto en la toma de decisiones que afectan la propuesta inicial del diseñador, algo que no existe cuando esa misma persona va al medico a hacer una consulta o pide al arquitecto el cálculo estructural de una casa.

    En realidad estaría bueno que haya una propuesta, además de re-crear la Gestapo para el dg.

    Igual, hagan todo lo que quieran, voy a quemar mi título y me voy a dedicar al “arte aplicado”. Y ahí no va a haber matrícula ni Gestapo profesional que valga.

  • Patricio says:

    Diego, por favor, el artículo ese es tan ingenuo… Es una visión servil e instrumental del diseño gráfico.

    Don Gomez seguramente no tenga dinero para pagar por diseño, sino por el armado de un volante. Aunque lo obligaran a comprar a un matriculado, Don Gomez no tendría presupuesto, por lo que terminaría dibujando el mismo (o su sobrino) el volante que reproducirá en la fotocopiadora de la vuelta.

    ¿Y sabés que Diego? Yo no compito ni con Don Gomez ni con su sobrino…

    Los elitístas, son ustedes que pretenden regular desde lo legal a una práctica que desciende de las artes aplicadas, negando el derecho de expresión que tenemos todos por igual.
    ¿Si Don Gomez quiere hacer una revista barrial sobre verduras, estará obligado a contratar a un DG matriculado para que la diseñe y diagrame? ¿Y si un integrante de una cooperativa o escuela o lo que sea quiere hacer un logo, un folleto o un afiche para su institución, va a tener que dejar de hacerlo porque vos y toda la élite lobbista se lo impiden con una normativa discriminatiora y anticonstitucional?

  • Patricio says:

    Rana, ¿que tiene en común el laburo de un “diseñador en comunicación visual” con alguien que dice que “la comunicación no puede diseñarse? Nada. ¿De ahí en adelante, en funación de que vas a regular sus prácticas? ¿Como evaluás la práctica y la ética de un DG que dice que la comuncación se diseña y de otro que dice que no se diseña?

  • Patricio says:

    Cuando Goya pintó sus “fusilamientos del 3 de mayo” también estaba manejando formas y poniendolas al servicio de la función: estaba tratando de comunicar, de comunicar y denunciar un hecho histórico y social como la guerra y la matanza… ¿Eso lo convierte en un diseñador gráfico?

    ¿Poner la forma al servcio de la función-comunicación nos convierte en diseñadores gráficos?

  • ranajujuy says:

    Patricio, sos “porteño”, o sea nacido y criado en la ciudad de Bs. As.?

    Alguien tiene skype o google talk?,

    Dejo el mio: (Skype) ranajujuy, ya que aprovechamdo “las nuevas tecnologías”, por ahi alguíen se quiere prender a hacer un podcast sobre este tema, creo que seria muy interesante.

    Saludos.

  • Patricio says:

    Si, jeje, lamentablmente soy nacido y criado en el gran buenos aires, pero estoy trabajando arduamente para solucionarlo.

  • ranajujuy says:

    Bueno, me imaginaba lo de Patricio. Los porteños tienen una cosmovisión muy particular y el vivir en el ombligo de la argentina los dota de ciertas particularidades que muchas veces nos hacen quedar mal como argentinos y como son “mayoría” es el esterotipo que ven los de afuera y cualquier argentino pasa a ser un agrandado, medio pedante, jactansioso, tozudo y un amplio etcetera.

    Ojo, estoy comentando sobre el estereotipo, que nadie lo tome en forma particular.

    Esto va a referencia de que obviamente el tema de la colegiatura debe discutirse en forma global, pero se deberá adecuar en cada circunscripción, zona o provincia donde exista o se forme un grupo de diseñadores interesados en avanzar en un proyecto (que no necesariamente debe terminar en colegiatura).

    El que dice que esto no conduce a nada, mire estos 60 comentarios, los mails de la lista, los comentarios en otras páginas, los post escritos: aproximadamente 60 carrillas sobre el asunto. Esto para mi es todo un avance, acostumbrado al silencio generalizado de los colegas.

    “Si, jeje, lamentablmente soy nacido y criado en el gran buenos aires, pero estoy trabajando arduamente para solucionarlo.”

    ¿No queda medio “cola de paja”?, 😛

    y..

    “Igual, hagan todo lo que quieran, voy a quemar mi título y me voy a dedicar al “arte aplicado”. Y ahí no va a haber matrícula ni Gestapo profesional que valga.”

    no son actitudes que ayuden. Debemos ser participativos en los cambios, debemos defender ideales hasta las ultimas consecuencias, siempre y cuando en medio del camino no descubramos que estabamos errados.

  • Patricio says:

    Rana, no me opongo a cualquier proyecto que dignifique nuestra profesión, solo a la matriculación y la colegiatura, por una cuestión de ideales, y porque creo que esa no es la manera. Ya nos pasaron por arriba muchas veces por esa mentalidad argentina de no meterse, y no pienso quedarme callado ante el avance de algo que creo perjudicial para mi profesión. El corporativismo argentino es casi medieval y no pienso apoyarlo ni contribuir.

    Sinceramente desconozco la realidad del diseño en tu provincia o en cualquier otra que no sea Bs. As, aunque tengo amigos en el rubro en Rio Negro y la están peleando como muchos en Bs. As.

    En mi oposición al proyecto que defendés no veo pedantería ni tozudez, y sinceramente tampoco creo estar equivocado.
    Lo que decís de ser participativos en los cambios está barbaro pero solo se aplica a los que piensan como vos, porque parece que estoy equivocado por defender ferreamente una oponión contraria a la tuya y eso me convierte en un porteño pedante. Puede ser, por otro lado, que sea pedante, pero por lo menos no caigo en discriminaciones elitistas entre aquellos que tienen títulos y otros que no.
    El segundo paso, bastante lógico para quien discrimina por nivel educativo, será el de separar las jerarquias e incumbencias profesionales de aquellos que tienen título universitario y aquellos que tienen uno terciario.

    En fin, eso de solucionar mi condición de porteño no se debe a cola de paja por prejuicios regionalistas (vamos… ¿no hay pedantes ni tozudos afuera de Buenos Aires?) sino a que desde hace un par de años estoy pensando en irme a vivir lejos de la ciudad, y en contacto con la naturaleza. Sinceramente no se como haría para vivir del diseño lejos del “ombligo”, pero no creo que un colegio sea la solución.

  • Mads says:

    Rana, me parece que con el tema de la “porteñidad” y etcs, bajastes un par de escalones en la altura de la discución y no hace otra cosa de mostrar un montón de prejucios ridiculos que nada tienen que ver con lo adecuado o no de formar un Colegio Profesional que es lo que estamos discutiendo aqui.

    Por otro lado y como lo remarco Patricio, creo que te moves con un autoritarismo caudillezco a la “provinciana” 😉 … y solo vez positivos los cambios o la participación en el marco de las propuestas que vos sugeris…y desechas cualquier otra en pos de abroquelarse tras una idea corporativista y cerrada medieval ( como bien dijo Patricio ).

    Regular la practica del diseño ( única propuesta que acercaron los acerrimos defensores de la colegiatura ) es contraproducente con la profesíon misma, sus contradicciones y las distintas formas ( ni porteñas, ni cordobesas, ni marcianas ) que existen de encararla … y creo que la mayoria de las 60 posts ( que escribimos 6 0 7 ) apuntamos contra eso…

    Un saludo…

  • Martin says:

    Triste Sergio, por tus post parecías más serio.
    Triste y autoritario sacar a relucir el rencor contra los “porteños” y el complejo de inferioridad de algunas personas del interior. Descalificar una postura contraria a la tuya, sólo por la región donde nació el que la expuso…
    Por favor, ni te gastes en explicar nada, ni te pongas a llorar como hizo el ex presidente de Uruguay.

  • Diego says:

    La cosmovision de la que habla sergio se refiere a ver las cosas de manera muy diferente a lo que realmente son en otros lugares, lo digo asi por que vivi en otras provincias ademas conozco diseñadores de santiago, tucuman, catamarca, cordoba son tan diferentes, que nunca me imagine que entres los diseñadores habria ese elitismo para elegir clientes… Patricio si vos pensas irte al interior trata de conocer primera la realidad del lugar al que quieras irte, por que es verdad que Dios solo atiende en capital, pero ni siquiera por eso cambiaria de provincia… yo veo las cosas y las entiendo de una forma totalmente distinta y quiza no encontremos puntos en comun pero son a partir de mi experiencia profesional…

    Si, estoy a favor del colegio para que trabajen mejor profesionales e idoneos y los otros deberian adaptarse sin problemas a las reglas, no veo problema, no es una caza de brujas, ni se asemeja, Patricio me preguntabas si Shakespeare es idoneo, y te respondo que si, es idoneo, eso no quita que deba probar su idoneidad, seamos razonables, si vos fueras idoneo no podrias ponerte a la par de el, por experiencia y trayectoria se entiende, por que algunos deben probar su idoneidad?

    Nadie se preocupo de preguntarle a Sergio cual es la realidad en su provincia, supongo por que no lo entederian, o quiza por que es mucho mas facil criticar… ¿cuantos de esta discusion conocen cual es la realidad en Jujuy? creo que ninguno, sabemos que en Bs As la colegiatura a corto plazo es dificil casi imposible, no por eso imposible en otras provincias, esa es la idea de la cosmovision.

    Estoy seguro que el 90% de las personas que aca comentaron son de Bs As y por lo que veo conocen (salvo excepciones) poco o nada de la realidad “provinciana”.

  • Mads says:

    Diego, explicame cuales son la herramientas para para que trabajen mejor profesionales e idoneos . Hasta ahora, más alla de la caza de brujas a dedo ( Shakspear no, vos si, este no aquel si…solo por “trayectoria y experiencia” porque alguien de su misma edad – de la de Lorenzo o Ronald – si debe probar su idoneidad ?? solo porque no es famoso ??? por favor leyes para unos pocos !!!! ). No es cuestión de Provincias vs Buenos Aires ( dicotomia dezdesnable que Sergio trajo a la discución ) sino de empezar a asumir que la Colegiatura ( forzoza, no optativa, tal como lo estipulan las leyes argentinas ) no es una entidad que le sirva a la profesión ( ni en Bs As ni en ningun otro lado )…

    Dejemos de esconder hipocritamente la misión de un colegio ( regular la profesión e impedir que otros trabajen sin matriculación ) todo lo demas se puede hacer tranquilamente bajo el amparo de una Asociación…

    Saludos !!!

  • Diego says:

    Bs As vs Provincias es una disputa infantil, con esa no sigo, lo unico que dije es que mucho se habla sin conocer el contexto, yo estoy convencido que aca puede funcionar, y recalco que por estos lugares la realidad es distinta, por aca no hay ningun shakespear, fontana y ninguno que se le parezca.

    Mads, el colegio viene a poner orden antes de que lleguemos a los quilombos que hay en otros lugares, (caza de brujas?) vos podes ponerle el nombre que quieras y se te ocurra, pero lo estas haciendo antes de conocer las acciones y el contexto en que se proponen.

    Herramientas son la legales la tarea del colegio es ver hasta donde y como se van a aplicar estas herramientas, tampoco se pretende construir un “muro de berlin” de un dia para el otro.

    Eso es la cosmovision de la que hablabamos veo que a vos tambien te cuesta visualizar otra realidad, otro contexto, estas muy lejos de aqui.

  • Mads says:

    Que orden, que no sea el impedir el trabajo, cobrar un matricula y obligar a las empresas a contratar en colegiado ??? Si eso es “orden” paso…por otra lado no me queda claro absolutamente nada ( y van!!! ) a que te referis con “otros lugares” ??? que quilombo hay alli ???

    Que herramientas legales va a utilizar que no sean las pertinentes a un colegio y que ya se hablaron a comienzos del post ???

    Explicame que contexto o cuales son las cosas que hacen imperioso que “Papa Colegio” diga quien puede trabajar o quien no y quien impide que los mismos 5 vivos de siempre ( de esos que no faltan en el entramado social de las provincias lamantablemente) se perpetuen en la direccion de tal entidad ???? …insisto..corporativismo…caudillismo…elites…les suena ??? 😉

  • Patricio says:

    No me llama para nada la atención que la idea de la matriculación haya surgido en dos de las provincias más tradicionalistas y conservadoras del país. A ver si a algún Saravia se le ocurre lo mismo para Salta.
    ¿Es una cuestión de separación de castas, no? Ellos, los que detentan la verdad y la cultura Vs. el pueblo bárbaro.

  • Diego says:

    En lo personal a mi me suena a que tuviste muy malas experiencias
    impedir el trabajo? no, regular la practica poner parametros vos sos empresario? te noto preocupado, si lo mismo es un costo que asumen.

    Otros lugares, el proyecto de colegio es para Jujuy es otro lugar distinto a Bs As, digan lo que digan, todas esas que se hablaron y las que se contemplen en los estatutos.

    Vos conoces Jujuy o Misiones? sabes como trabajan los diseñadores? si hay choferes de mouse u operadores de corel? sabes como son las imprentas? o conoces las caracteristicas culturales? sabes si hay escuelas de diseño? sabes si hay shakespeares o fontanas? creo que no puedo explicarte mas,

    Lo de corporativismo, caudillismo, elite no se a que viene… por aca no se respira para nada esos aires.. al contrario, es mas, nos conocemos todos y no hay animos de repetir viejas historias.

    Alguien sabe como se trabaja a nivel asociacion en Jujuy? o lo que se hace en Misiones sin tener una asociacion conformada?

    Hasta aca se expusieron algunos de los pro y los contra, pero no se analizaron los contextos, humildemente y con todo el respeto, Mad, por que yo deberia escuchar tu opinion si se que vivis muy lejos de aca y no conoces la realidad, social, cultural, la idiosincracia de la gente de estos lugares…? entender por que digo que mucho se habla sin conocer el contexto.?

  • Patricio says:

    Bien Diego, llegaste a donde supuse que llegarías.
    Shakespear no es dios ni un genio del diseño. Hay muchos “idoneos” que laburan con mas nivel que Ronald, pero que no tuvieron la suerte de tener contactos políticos que le permitieran llegar a picar en niveles tan altos. Hay mucha gente con menos trayectoria y que está a la par de esos “padres del diseño argentino”, pero por no ser famosos tienen que solicitar la autorización de otros para laburar de lo que saben. Y hay muchos con título que se recibieron y no saben ajustar tipografía porque el nivel en las facultades es cada vez mas bajo.

    ¿Sabés por que me opongo a un colegio en cualquier lugar del país? Porque eso sentaría precedente para que vengan dos o tres de estos garcas que se enganchan en cuanto “club privado” pueden y comiencen a hacer lobby para crear un colegio en Bs. As.

    Además, Diego, explicame lo que todavia nadie pudo hacer: como piensan obligar a Don Gomez a comprarle diseño gráfico a un matriculado.

    Si Don Gomez no tiene presupuesto para un “pro” y solo puede pagarle un par de mangos al hijo de su clienta (“ese que dibuja muy lindo”) quedan dos alternativas:
    a)un diseñador matriculado baja sus honorarios y cobra lo mismo que un ilegal (cosa que supuestamente busca evitar un colegio) b) Don Gomez se queda sin diseño.

    Como sea, de lo único que hablan es de “poner orden” y de “regular”, pero no saben ni como ni qué, ni siquiera explican cual es ese quilombo y esa realidad tan diferente que no podemos comprender desde afuera.

  • Mads says:

    Diego, seguis si dar ninguna respuesta concreta, asi que lejos estoy de poder enteder el contexto o las caracteristicas culturales más alla del haber viajado por las dos provincias…por otra parte lei muy bien los estatutos que se elevaron a la Camara de Diputados de Misiones y me parece un estatuto hecho a medida de los que estan ejerciendo la profesión en este momento y que coarta la libertad de trabajar a muchso ( futuros ) profesionales que no tienen el dinero suficiente para costearse sus estudios y sin embargo tendrian mucho más oficio que muchos nenitos de papa que mandaron a Bs As a estudiar.

    Lamento muchisimo que los colegas de esas provincias esten más preocupados en matricular la profesión ( y seguir protegiendo su quintita ) mediante un colegio y que no se preocupen porque las oportunidades para
    estudiar sean equitativas…o el desarrollo de la actividad en si…
    y no se si sera un acto fallido o lo escribiste a proposito…pero voy a remarcarlo…

    …” Lo de corporativismo, caudillismo, elite no se a que viene… por aca no se respira para nada esos aires.. al contrario, es mas, nos conocemos todos y no hay animos de repetir viejas historias.”…

    y releyendo los posts de Sergio ( Ranajujuy ) y especialmente el ultimo…
    ya no me sorprende….

  • Patricio says:

    Hace un tiempo una amiga que terminó su carrera de pintura en la Pueyrredón tuvo un pequeño ataque de credencialismo agudo, y cuando un tipo en una muestra le comentó que era artísta plástico y que era autodidacta la mina se horrorizó y ofuscó demasiado… “como podía ser que se crea artísta plastico sin haber estudiado en ninguna academia ni con ningún artista conocido”. Claro, ella, después de 6 años en Bellas se había “recibido de Artista Plástica” y tenía un título que la habilitaba a usar esa denominación. Tal vez dentro de poco exija la matriculación, porque el arte también puede matar, y lo que es peor: puede hacer pensar.

  • Mads says:

    O tal vez dentro de pronto los “Diseñadores de Paisajes” se colegien y estipulen que uno ya no puede cortar el pasto ( ni regarlo ) , sino que debe hacerlo un matriculado…porque los jardines con malvones y rosas mezcladas afectan gravemente al medio visual…. 🙂

    PD: Patricio decile a tu amiga que le pida “credenciales” a la mayoria de los artistas plasticos que realmente “hacen”… 😉

  • Patricio says:

    A mi, Diego, me interesa poco tu contexto porque eso no justifica a sentar precedentes legales para que lo que quieren hacer en esas provincias se repita en forma irresponsable e irreflexiva en Buenos Aires, a costa del laburo legítimo de mucha gente que no tuvo recursos para estudiar.
    La justificación del contexto llevó a los milicos a revolear gente desde los aviones.

    Por que, en vez de prohibir, no buscas la forma de que en tu provincia se valore más al diseño, mediante asociaciones que permitan crecer profesionalmente a todos por igual. Alguien que verdaderamente valora al diseño no va a contratar a un “chofer de mouse”.

  • ale cácharo says:

    Les propongo reencarrilar el debate a las ideas, más que opinar sobre los interlocutores, a quienes no conocemos.
    Hay blogs para opinar sobre los prejuicios y expresarlos y me parece que no son parte de este debate.

    Efectivamente no conozco el contexto de cada provincia o jurisdicción, lo aclaré de entrada en el debate. Y creo que pueden requerir de soluciones particulares que contemplen la necesidad de una colegiatura en algún lugar específico. Pero ese “pueden” no significa que “deben”.
    Sería interesante que en lugar de cruzar frases como “no conocés la realidad de aquí o allá”, debatamos qué particularidades pueden hacer que en un determinado lugar el colegio sea viable por un lado, y una solución a los problemas planteados por otra.

    Hasta ahora, no apareció ninguna particularidad. El debate es general, y sinceramente sigo sin encontrar argumentos concretos que indiquen qué cuestiones soluciona, encamina y ordena una colegiatura. Salvo la declaración de ilegalidad de la práctica de los no matriculados. Y digo declaración porque ni siquiera creo que pueda realizarse en la práctica.

    No me asusta el antecedente juridico de que alguna provincia colegie el diseño, porque corresponde a cada provincia o jurisdicción (como la Cdad. autónoma de Bs As) la regulación de ese tipo, no es nacional.
    Pero me gustaría debatir en qué caso concreto y cómo funcionaría.

    En los documentos que mandé más arriba (espero que los hayan leido) hay argumentos concretos por los cuales no estoy de acuerdo con la colegiatura.

    Frases como “el colegio viene a poner orden antes de que lleguemos a los quilombos que hay en otros lugares”, “jerarquizar la práctica profesional”, “Herramientas son la legales la tarea del colegio es ver hasta donde y como se van a aplicar estas herramientas” “estoy a favor del colegio para que trabajen mejor profesionales e idoneos y los otros deberian adaptarse sin problemas a las reglas” no es más que una enumeración de deseos que no expresan lo que un proyecto de colegiatura debería tener como punto de partida. Qué, para qué, por qué, y sobre todo, cómo.
    De la misma forma se podría decir “Estoy en desacuerdo con la Colegiatura y a favor de una Asociación, para que trabajen mejor profesionales e idoneos y para poner orden antes de que lleguemos a los quilombos que hay en otros lugares”. No dice mucho.

    Les vuelvo a recomendar la lectura de La promoción de la eficiencia y la equidad
    en la actividad gremial de los colegios profesionales

    Es muy claro para mí en argumentos a favor y en contra.

  • ale cácharo says:

    Voy a hacer algo que no pensaba hacer, por la posible comisión de delito de interpretación, ja, ja, ja.
    Aclaro de entrada nuevamente: no voy a opinar sobre la oportunidad de que un proyecto se presente en una determinada jurisdicción, producto de un debate del que no participé ni conozco.
    Voy a opinar sobre los ARGUMENTOS PARA LA CREACIÓN DEL COLEGIO DE DISEÑADORES GRÁFICOS DE LA PROVINCIA DE MISIONES
    Es una opinión abstracta, para debatir conceptos en sí mismos. No discuto en este caso ni el derecho, ni la oportunidad, ni la validez de la propuesta concreta de la gente en Misiones respecto de esto.

    Los profesionales del Diseño Gráfico de la Provincia de Misiones consideramos que la creación de un Colegio que agrupe a los profesionales de la actividad es necesaria para alcanzar los siguientes objetivos:
    • Organizar actividades comunes referentes al diseño gráfico, que enriquecerán a cada profesional vinculándolos con su campo de competencias específicas. La profesión Colegiada afianza más fuertemente su perfil en la sociedad y puede ampliar su campo de acción en beneficio de los profesionales y de quienes los contraten.
    No veo en este punto nada que no sea posible realizar desde una Asociación, una Universidad, un Sindicato.

    • Regular los precios en un Tarifario de referencia Común para evitar que los trabajos se presupuesten de manera aleatoria.
    En principio creo que un tarifario en una práctica como la nuestra es absolutamente inviable. Que exista una variedad de presupuestos para un trabajo similar a otro (algo ya bastante difícil de precisar) no responde a una forma de presupuestar “aleatoria”, sino a la realidad propia de nuestra práctica profesional. Tenemos por otro lado un profundo desconocimiento acerca de qué elementos entran en juego a la hora de armar un presupuesto (particulares para cada diseñador, estudio, material y cliente), del mercado en que nos movemos, de nuestra estructura de producción y sus necesidades financieras, de la intangibilidad de nuestros productos. Es un problema mucho más complejo y que no veo que se resuelva con un tarifario, ni veo cómo podría hacerse. ¿qué parámetros se tomarán en cuenta? ¿el valor hora del trabajo del diseñador? ¿cuántas categorías de 2diseñador” se establecerán y en base a qué, o vale lo mismo la hora de un diseñador que de otro? ¿se caracterizarán los clientes?¿en base a qué parámetros?¿se analizará el punto de equilibrio financiero de cada estructura de estudio (unipersonal o no) para evaluar sus requerimientos de facturación? etc. etc. Vale mirar el tarifario de la AIGA para ver allí una serie de recomendaciones ciclópeas, intrasladábles a mi juicio a la realidad argentina.

    • Establecer una comunicación interna entre colegas y hacia la sociedad, para crear una conciencia entre quienes necesiten los servicios de un Diseñador Grafico, establecer cuáles son sus beneficios y también las obligaciones del profesional.
    No veo tampoco en este punto nada que no sea posible realizar desde una Asociación, una Universidad, un Sindicato. De hecho, en Bs As, suelen más hacer en este sentido las Asociaciones (de abogados por ejemplo) que los Colegios.

    • Proteger la profesión del diseñador frente a quienes desarrollan esta actividad sin estar correctamente capacitados o no cuentan con un título habilitante, como así también respaldar y proteger a los profesionales de posibles abusos laborales.
    Acá creo que está uno de los puntos esenciales. Y no acuerdo. Se plantea como eje la protección del profesional. En primer lugar, no se lo define. En definitiva, una frase como “estar correctamente capacitados” hace lugar a cualquier modalidad de formación,incluso la práctica misma, y el título aparece como una opción. ¿cómo se va a comprobar si un diseñador está correctamente capacitado?
    Voy a un ejemplo concreto: ¿un diseñador debería saber perfectamente abarcar cualquier variante de una práctica como la nuestra? por ejemplo, viene un idóneo o un titulado que hace 8 años que trabaja en diseño de web, y le tomo un exámen: dígame, José X, le tocó hablar sobre densitometría, y trapping en Quark y en Ilustrator para un trabajo que se imprime en cuatricromía más dos colores especiales con un degradé y una foto troquelada.¿cómo va a contrastar el ¿correctamente capacitado?.
    Por otro lado,”respaldar y proteger a los profesionales de posibles abusos laborales” me parece una tarea más sindical, no veo que un Colegio sea necesario para esto. Si los abusos son directos, un sindicato o una legislación puede reprimirlos, si se trata de un proteccionismo ante un abuso estructural de la práctica profesional en si misma, habría que definir esos abusos para encontrarles solución. A mi juicio no pasa por la competencia con los no matriculables.

    • Finalmente creemos que cada profesión tiene derecho a colegiarse si sus integrantes estiman que es necesario.
    Es cierto. Pero ¿quiénes son sus integrantes? ¿Cómo se expresan al respecto?

    • Una profesión colegiada tiende a crecer, organizarse, regularse y mejorar su nivel de profesionales e incumbencias. Que un profesional colegiado tiene derechos y obligaciones que cumplir y esto mejora la calidad del profesional y de su trabajo.
    Ojalá 🙂

    saludos

  • ale cácharo says:

    Algún otro aporte:

    en la página de la Asociación de Bibliotecarios Graduados de Buenos Aires puede leerse:

    Para finalizar, se realizó una actividad compartida con
    la 37 RNB, la Conferencia/Debate: Ley de Asociaciones Profesionales y el estatuto profesional, coordinada por Cristina Borrajo y Antonio Román. Esta actividad fue programada en tres partes:

    La 1ra. parte: Conferencia a cargo del Dr. Adrían Goldín (Profesor Plenario Departamento de Humanidades – Universidad de San Andrés). Este experto internacional en derecho del trabajo, docente universitario y consultor de la OIT, realizó una amplia exposición en la cual expresó que sindicatos y colegios profesionales, son manifestaciones distintas de la creciente relevancia que adquiere la actuación de los grupos intermedios en una sociedad compleja.

    Tras referirse a la diversa problemática por la que atravesaran los sindicatos y los colegios profesionales en el siglo XX, explicó la diferente naturaleza de una y otra institución: el sindicato en tanto sujeto de derecho privado y el colegio como ente de derecho público no estatal.

    Esa diferente naturaleza, agregó, explica el carácter voluntario de la afiliación sindical – el trabajador goza de la libertad de afiliarse a la entidad de su elección o de no hacerlo – y, por contraposición, el carácter obligatorio de la incorporación al colegio profesional por parte de los profesionales que pretenden ejercer la profesión dentro del ámbito de actuación del colegio.. Correlativamente, la aportación de los trabajadores al sindicato es también voluntaria, a diferencia de la obligatoria contribución que debe efectuarse a favor de los colegios profesionales en concepto de matricula profesional.

    El expositor se ocupó luego de la diferente naturaleza de los intereses cuya tutela compete a sindicatos y colegios, así como a las diversas funciones que se encuentran respectivamente a cargo de unas y otras instituciones. Entre otras distinciones, destacó que mientras a los sindicatos les compete fundamentalmente el ejercicio de la defensa sectorial (de la categoría profesional), los colegios profesionales, en tanto delegatarios de funciones públicas, deben también hacerse cargo de la custodia del interés general y, en particular, de los de los usuarios de los servicios de los profesionales matriculados. El colegio profesional, por otra parte, debe abstenerse de realizar toda actividad política, inhibición que, en cambio, no afecta – al menos hasta cierto punto – a los sindicatos.

    Entre otras consideraciones, el profesor Goldin explicó que corresponde a una ley de la Nación y a las autoridades federales y, en su caso, a las universidades, la fijación de las incumbencias profesionales y, para finalizar, puntualizó que los sindicatos pueden elegir libremente su ámbito territorial de actuación, en tanto la competencia de los colegios profesionales es de carácter local (de las provincias y de la Ciudad autónoma de Buenos Aires), como local es el poder de controlar el ejercicio de las profesiones.

  • ale cácharo says:

    Otros links para tratar de entender las características de un Colegio:

    Asociación Española de Joyeros Plateros y Relojeros – La Colegiación en el sector

    Colegio Oficial de Ingenieros en Informática del Principado de Asturias – Preguntas Frecuentes sobre el Colegio. Un destacado: Al existir un colegio, ¿dejarán de poder trabajar las personas que actualmente trabajan en informática? En absoluto. El Colegio nace sin atribuciones; esto quiere decir que a diferencia de colegios como el de médicos o el de abogados no es imprescindible estar colegiado para ejercer la profesión. No se trata de que el colegio obligue a las empresas a despedir a sus informáticos no colegiados; lo que se pretende es lo contrario, que la existencia del Colegio sea positiva para las empresas.

    Otra frase que encontré por ahí:
    Los colegios profesionales cumplen otros fines, específicos de indudable interés público, lo que justifica la opción del legislador de regularlos y exigir por Ley la colegiación para el ejercicio de algunas profesiones, no constituyendo esta obligación una vulneración del derecho de asociación, ni tampoco un obstáculo al pleno desarrollo del principio de igualdad (art. 14 CE).

    En definitiva corresponde al ámbito de la libre configuración legislativa el establecimiento de la regulación que más adecuadamente se entienda que se ajusta a las peculiaridades propias del régimen jurídico del ejercicio de las profesiones tituladas, lo que habrá de hacerse por necesidad de servir un interés público, restringiendo lo menos posible tanto el derecho de asociación como el de libre elección profesional, sin que este distinto tratamiento pueda tacharse en sí de discriminatorio por desigual, ya que esa desigualdad responde precisamente a las peculiaridades y singularidades propias de cada una de las profesiones que cuentan con una organización colegial.

    Petitorio de impugnación de Proyecto de Ley sobre Estatuto del Profesional en Bibliotecología y Documentación

    Un párrafo de la página de la OEA: 4.1 Cabe tener especialmente en cuenta que la Ley 23.187 crea al Colegio Público de Abogados de la Capital Federal como “persona Jurídica de Derecho Público”, a la cual le confiere el manejo de la matriculación profesional y el control y sanción disciplinarios de los Abogados, en clara delegación del Poder de Policía Estatal.

    4.2. Pero, lo que es fundamental para poder apreciar si aquí se está violando o no la “libertad de asociación”, es esa delegación del ejercicio del Poder de Policía y el carácter de “persona de Derecho Público”, que la ley otorga al Colegio y que hacen a la esencia institucional de éste: No se trata de una “Asociación”, en el sentido que tutela el artículo 14 de la Constitución Nacional, a la que el Abogado puede, libremente, concurrir o no a formar. Es una persona de “Derecho Público”, a la que el Abogado queda vinculado por el hecho de la matriculación: no se crea un vínculo asociativo con los demás matriculados. El derecho de asociarse o no asociarse con fines útiles se refiere “a sociedades cuya existencia no sea requerida por el buen orden y el bienestar de la superior colectividad – Nación, provincia, municipio – dentro de la cual se constituyen”. El Abogado “tiene el deber de entrar en las estructuras sociales cuya constitución legal es requerida por razones de orden y bien común, mientras se las disponga sin menoscabo de los derechos que hacen esencialmente a la persona, para cuyo bien existe la comunidad que se trata de perfeccionar mediante dichas estructuras. A diferencia de los Colegios, cabe recordar que la característica fundamental de las asociaciones y sindicatos en una sociedad democrática es la de que nacen por la iniciativa de los particulares para defender intereses comunes que no tienen carácter o función públicos.

    saludos

  • Andrea says:

    Evidentemente los que nos hemos recibido de diseñadores en alguna Universidad (como yo) salimos al mundo laboral totalmente desprovistos de asesoría respecto de cómo hacer valorar mejor nuestro trabajo profesional. Ejemplo si ingresas a trabajar en relación de depedencia para tener aunque sea algo fijo por mes tenés que bancarte la competencia y comparación con los operadores de Corel a pesar que en diseño se note la diferencia pero cobrás lo mismo que ellos y encima muchas veces en negro (sin que te consideren parte de la empresa). Yo particularmente pienso que hay cuestiones legales no especificadas en el ambito del diseño y debiera haber una institución que asista a los que se dedican a esta profesión y contribuya a su elevación

  • aleliebre says:

    Hola Andrea,
    fijate que parte de las cuestiones que planteás, como el trabajo en negro, sí están reguladas por el estado, y sin embargo no se resuelven.
    Coincido con vos en que es absolutamente necesario que haya instituciones para elevar la profesión: son las asociaciones que nosotros mismos podamos crear, no la matriculación compulsiva.

    saludos

  • SOLID-SNAKE says:

    Aver.
    La escuela de diseñadores es necesaria si o si, para poder llevar a cabo un orden dentro de la comunidad de profesionales con titulo, y evitar que los hijos de puta que se ponen plaquetas con la palabra “diseñador grafico” no se aprobechen de los profesionales con titulo.
    No debatamos sobre ideales, eso es una boludes, tenemos que ir a la accion y dejar de teorizar sobre algo que todos ya savemos. Las cosas se compruevan en el campo pragmatico y udstedes les falta para llegar ahi. Yo, como estudiante de ultimo año propongo llevar a cabo una escuela en la Argentina, una nueva Bauhaus y revolucionar al mundo mediante el diseño.
    Leo propuestas en solid-snake-eater@hotmail.com

  • Jorge Mandolesi says:

    Irene: no creo que el objetivo de un colegio sea proteger a los colegiados, sino a la sociedad de la mala practica de los profesionales. No conozco ningún colegio que no haya sido promovido por los profesionales que dan origen a ese colegio. De todas maneras, a la base de toda esta discusión, creo que deberíamos intentar descubrir la vieja oposición (tonta y egoista)entre idóneos y egresados de facultades. De todas forma, bienvenido el debate. Tarde o temprano esto tenía que suceder.

  • Irene says:

    Jorge: seguro que lo promueven profesionales.
    Y puede ser por varios motivos: porque son conscientes del riesgo que implica su trabajo y quieren limitar el daño que pueda hacerse o… porque tienen la excusa de la protección a la sociedad pero de esta manera logran tener poder de control sobre su comepetencia y mercado y porque quieren ser ellos quienes tengan el poder y no que otro los controle.
    Si, claro que son los mismos profesionales los que lo hacen.

  • Adriana says:

    En mi opinión el tema que debaten constituye una de las bases del sistema de corrupción meticulosamente conformado en las últimas décadas.
    La obligatoria matriculación de los profesionales se nos presentó al graduarnos como el ámbito desde donde velaríamos entre pares por el desempeño idóneo y respetuoso del Código de Etica Profesional.
    Lejos de poner freno a los profesionales que deshonraban sus títulos, se han sumido en un silencio pleno de complicidad o en tibios llamados de atención para justificar su existencia. Entretanto los criterios para la regulación de honorarios solo mostraron sus ansias de privilegios respecto a la poca correlación entre el trabajo profesional y la formula elegida para fijar la retribución.
    El abogado y el escribano regulan sus honorarios en base a los valores de la materia en discusión -sucesiones, quiebras, valor de inmuebles, etc-, un contador en base a la suma del activo mas el pasivo del balance de su cliente, un arquitecto en base al valor de la obra que encara (¿será de extrañar que nos aconseje instalar esas exotica grifería bañada en oro?). La remuneración justa debe guardar relación con el esfuerzo, tiempo y capacidad profesional requerida.
    Si vemos con desagrado que diputados y senadores fijen a su antojo exorbitantes dietas, ¿cómo nos pasa desapercibido que los profesionales antedichos unilateralmente fijen sus retribuciones? Hoy ya se han constituído en corporaciones con vida propia que subsisten con el suceder de las administraciones a las que se amoldan silenciosamente para conservar esas prebendas que atentan contra el bienestar general y el desarrollo de una sana economía. La desproporción de los honorarios (de quienes tienen trabajo) fagocitan conjuntamente con la administración pública la exigua utilidad de las empresas productivas, dejando solo lugar a las inversiones especulativas de turbios orígenes.
    Su ambición no les deja ver que están aniquilando la fuente de sus ingresos, mientras, proyectan culpas en un sistema contra el que dicen “nada se puede hacer”.
    Los invito a compartir nuestro sitio al que pueden ingresar a traves de http://www.redciudadanaarg.org.ar, y a que trabajemos juntos para ir modificando estas estructuras que con sus vicios contribuyen a malograr todo lo que intentamos emprender.
    Cra. Adriana Guanzetti

  • ricardo says:

    donde tiene que ir un maestro mayor de obras para matricularse en colegio de capital? y provincia?
    o los dos.

  • Cari says:

    HAY QUE REGULAR NUESTRA PROFESIÓN!
    Estoy harta como profesional que cualquier pibito que aprende corel o un programa de diseño se crea DISEÑADOR GRÁFICO, y compita con nosotros los PROFESIONALES que estudiamos para llegar a donde estamos!
    No saben de tipografía, ni de uso de color, ni de público objetivo, ni de briefing, ni de nada!
    SIN UNA COLEGIATURA NO PODEMOS PROTEGERNOS!
    He visto como en páginas de oferta y demanda de trabajos de diseño de nivel mundial, aceptan precios bajisimos y regalan su trabajo! Obviamente deben regalarlo, por la deficiencia en calidad que tienen, pero no todos los clientes están informados y los diseñadores tenemos que soportar esas piezas gráficas desastrosas que circulan por ahí, con clipart, efectos de photoshop, escasa legibilidad, etc.
    POR FAVOR VEAMOS LOS BENEFICIOS DE LA COLEGIACIÓN PARA NOSOTROS LOS PROFESIONALES DE LA COMUNICACIÓN!!

  • Lo que plantea Irene es muy sensato.
    Discutan los intereses particulares en el ambito que corresponda.
    Un colegio es una forma de aislarnos en un mundo global.

    La respuesta esta en uds mismos. Que pais quieren?? aquel en el que el esfuerzo se premia y todos tienen las mismas posibilidades, o aquel en el que los pocos que saben crear barreras para que otros no entren se queden con todo y solo repartan migajas.

    Por el lado de los precios, tampoco se favorecen los pequeños, por que siempre van a ganar los grandes estudios.

    Respecto a la calidad del trabajo, es el cliente el que decide, y esto no le hace mal a nadie. De hecho hay empresas existosisimas sin diseñadores. Asi que no garantizamos nada.

    El colegio no garantiza calidad profesional, ni trabajo. Depende de Uds.
    El Estado delega en colegios facultades de control de matricula, y para ser DG, nunca se expidio matricula ni debian anotarse en ningun lado para ejercer. Asi que no hay nada que delegar en un
    colegio.

    Y si el pibito que aprendio corel, compite con uds, no creo que el pibito sea el problema, ni la falta de ley.

    Si esta ley funcionara, el solo hecho de haber estudiado legitima tu posicion de cero superacion.
    Sino empecemos a cerrar las fronteras y no pretendamos exportar diseño, por que (por una cuestion de reciprocidad) no lo mereceriamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *