Ledesma no es un papel

Irene 29 May 2003 Dejá tu comentario

A veces me asombra cuán ingenua es la mirada de algunas personas sobre su propia idiosincracia, sobre la carga que tenemos en lo que decimos, hacemos o producimos. Leyendo a María Ledesma encontré el tema ejemplificado con claridad.

“El hombre es libre -se dice- para elegir ante la multiplicidad de discursos. […]
El deseo, el inconsciente y la ideología determinan los intercambios comunicativos. El emisor no es autónomo en tanto está “preso” en las redes del lenguaje y el deseo: no se tiene conciencia racional de las concepciones que sustenta el propio lenguaje como sistema de “información” ideológica y de vehiculización del propio deseo. En la expresión “Colón descubrió América en 1492”, enunciado aparentemente irrefutable, se encuentran por lo menos tres aspectos a los que están sujetos tanto el emisor como el receptor. “Colón descubrió” implica una visión determinada del actor histórico, una concepción de protagonismo y liderazgo que excluye lo colectivo y social; “descubrió” implica la visión occidental del hecho de referencia, que oculta que el continente americano era desconocido… sólo para sus descubridores; “1492” olvida que es una forma de numeración arbitraria que toma como punto de partida un hecho -el nacimiento de Cristo- que es expresión de un poder político: la Iglesia.”

[Leonor Arfuch, Norberto Chaves y María Ledesma, Diseño y comunicación. Teorías y enfoques críticos, Paidós, 1a edición, 1997]

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *