Lo bueno, si simple…

Guille 10 May 2003 Dejá tu comentario

Al llegar a este site, dos hechos me produjeron fuerte impacto: el primero, fue que hubiera gente que se preocupara por el problema; el segundo, que sean tan pero tan pillos como para resolverlo de una forma tan simple. El problema: la gente que es sorda o que tiene serios problemas para oir no suele disfrutar de las películas en el cine a menos que estén subtituladas, lo que en USA ocurre rara vez (obviamente, acá en Argentina es más común). Debería darme vergüenza, pero me asombra cuando veo que hay gente que se preocupa por aquellos que no tienen las mismas posibilidades de integrarse a las actividades sociales comunes. Bueno, resulta que la forma en que resolvieron el problema es sencillísima: los “subtítulos” van en la parte de atrás del cine, por donde está el proyector (más tirando al techo) en un teleprompter de leds (como los de las noticias en los colectivos) de espaldas a la audiencia; aquellos que desean utilizar este sistema tienen una pantalla de acrílico que simplemente refleja las letras del teleprompter que obviamente están espejadas. Como en la figura:

Ilustración del sistema de Rear Window
Ilustración del sistema de Rear Window.

He aquí un FAQ sobre las actividades del MoPix, o Motion Picture Access Group.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *