Los diseñadores web somos ¿gallinas?

Irene 9 Nov 2006 9 comentarios

Un empresario que suele contratar diseñadores web freelance nos critica diciendo que somos quisquillosos y llorones (original en inglés).
Lamentablemente creo que tiene bastante razón: muchos diseñadores no logran separar lo que hacen de su persona y se sienten heridos cuando critican su trabajo.
El último párrafo (Descarga de responsabilidad) es verdaderamente lamentable, pero el resto creo que es para escuchar atentamente.

(traducción libre)

A través de los años, tuve que padecer el placer de trabajar con muchos grandes diseñadores web. No fue sino hasta estos días que me di cuenta todo lo que ellos tienen en común:

1. Primero, nunca llegan a tiempo.

2. Segundo, son bastante quisquillosos.

3. Tercero, tienden a hacer todo violeta y rosa.

4. Cuarto, su actitud mental es: “No importa si no es funcional, mientras luzca hermoso.”

5. Finalmente, son extremadamente sensibles a la crítica.

Es este último el que incitó este artículo. Durante el reciente rediseño de este mismo foro, hice un comentario a mi diseñador sobre lo que un par de personas pensaban de uno de los colores: rosa (es broma, era verde), hacían que el sitio luciera “barato”. Luego de sus reaccionarios comentarios iniciales y una noche de descanso, apareció con los actuales colores – los cuales adoro y han recibido una amplia aceptación de nuestra audiencia.

Luego de nuestra conversación telefónica inicial con mi ahora un poco frustrado diseñador, di vuelta hacia mi esposa y dije, “¡Son todos unos gallinas!”.

“¿Quiénes son gallinas?” preguntó ella.

“Los diseñadores web”

“¿Por qué decís eso?” preguntó.

Le expliqué que cada vez que trabajé con un diseñador web, sentí como si estuvieran a punto de sufrir una crisis nerviosa y llorar en algún punto del proceso de colaboración. ¿Como me atrevía a decirle que no me gustaba el diseño, o un color en particular, o un logo sin herir sus sentimientos?

Mi esposa me recordó que el lado del cerebro que controla la parte creativa también controla las emociones. Entonces… tiene sentido que una persona creativa o un artista sea más sensible o emocional que alguien que tiende a ser más pragmático o analítico. (De paso, ella también me retó por usar el término “gallina” porque alguna gente puede creer que no es muy amable) Ok, perdón por eso.

Pero los diseñadores web necesitan ser un poco más sensibles a las necesidades del cliente. No tendrían trabajo si no fuera por los clientes, y cuando entregan fuera de tiempo o se toman una semana para recuperarse de la crítica constructiva, afectan directamente la capacidad de llevar adelante sus negocios. También agregan a los clientes un factor de frustración y no aporta a enriquecer la reputación de los diseñadores. Los diseñadores web deberían saber que un cliente vuelve si ellos son profesionales, si es fácil trabajar con ellos, entregan los trabajos a tiempo, y a satisfacción del cliente.

La conclusión es que si estoy pagando por algo, debo tenerlo en la medida que lo quiero y a tiempo. Pero, admito que puedo ser un poco más comprensivo y apreciar las diferencias que el buen Señor hizo en cada uno de nosotros. Mis diseñadores web pueden saber también que aunque puede no gustarme el color que eligieron, no significa que son malos diseñadores o que no son perfectos en cada aspecto. Escuchen, si no fuera por mis diseñadores web, no tendría sitios web tan hermosos.

Descarga de responsabilidad: a toda la gente de la Asociación Protectora de Animales, sepan que gallinas, vivas o muertas no fueron usadas en la investigación, creación o publicación de este artículo. Y a todas las mujeres que puedan estar leyendo, este artículo y el término “gallina” no es una manera peyorativa contra la mujer – ey, debo ser el primer tipo que admite públicamente que las mujeres pueden hacer lo que los hombres hacen (¡y lo hacen mejor!).

Jim Messenger

9 comentarios

  • nickmutante says:

    Lo que puedo decir de este texto,es que tenemos los diseñadores que educar al cliente, el cree que diseñamos a su gusto y que por que pagan tienen el derecho de quitar y poner cosas ( que raro por que con un doctor no le se ponen asi, no le dicen dejeme operar a mi esposa por que no me gusta como toma el bisturi,! verdad que no!), pero tenemos que abrirle los ojos, para que entienda que el diseñador trabaja para el usario final y que los expertos somos nosotros, y como tal sabemos por que debe de ir tal color o tal tipografía por que como ya mencione antes nosostros somos los expertos.

    P.D. Un diseñador no hace cosas bonitas, hace diseños funcionales y agradables visualmente.

  • minombresbond says:

    me parece que pensar como Jim o como Nick, es parecido, ambas miradas colocan implicitamente a las categorias esteticas en un lugar banal y accesorio. Creo que si concebimos lo bello como algo secundario, como un espacio no alcanzado por el pensamiento, solo sometido a la arbitrariedad de un gusto mezquino y caprichoso, que puede ser el nuestro o el del cliente (como quien elige el gusto de un helado), termina convirtiendonos en discapacitados esteticos, incapaces de cualquier reflexion consistente sobre lo que hacemos. Un diseñador ciego a la estetica es como un diseñador ciego a la luz. Asi nunca echaremos raices, siempre estaremos condenados a dispersarnos sobre la superficie, malezas y matorrales que crecen por ahi…

    Efectivamente un diseñador hace cosas bonitas, ademas de cumplimentar ciertas burocracias funcionales en el camino, y divertirse un poco con ellas, siendo infiel a todas, no hace falta aclarar.

    saludos!

  • Para ser un buen diseñador gráfico conviene tener en cuenta que la transmisión de mensajes visuales es a la comunicación lo que la reproducción a la sexualidad. Tiene una rara, contingente, accidental y a todas luces prescindible relación con ella. Jim y Nick lo ignoran, así como parecen ignorar que el sexismo no sólo es índice de idiocia, sino muestra de un exhuberante mal gusto.

  • mariela says:

    hola!!! esta pagina es muy linda y clara, estoy haciendo un weblog junta a compañeras de estudio de la ciudad de rosario, nos gustaría que nos comenten en cuanto puedan si les gusta y que cosas le cambiarían. Tabién los invitamos a publicar si quieren. Para eso entren a la pagina: viajandorosario.blogia.com

  • vafaqfa says:

    Me parace q jamas trabajaste con buenos diseñadores porq si usaban violeta y rosa de lo q menos saben es de diseñar y me cago en las leyes de contraste…jaja negros de mierda para usar esos colores…fuck.

  • Mas alla que se pueda coincidir o no con la postura de Jim, sus apreciaciones son para considerar.
    Creo que la vision y postura generalizada muchos diseñadores es producto de trabajar de manera independiente, y eso lleva a pecar de soberbios.
    Hace años que trabajo en diseño y para bien o mal (no se) siempre me toco trabajar en estudios y agencias con mucha gente y varios niveles jerarquicos.
    Cuando pasa eso, muchas veces la opinion de uno poco importa, por que entran en juego muchas posturas, gustos e intereses: El nuestro, el del jefe, el de cuentas, el cliente, etc, etc, etc. y uno tiene que negociar permanente mente.
    Muchisimas veces termine entregando un trabajo que no me gusta ni me siento orgulloso, pero si a mi me gusta o no, poco importa, lo importante va a ser su funciona o no, eso es lo que vale

  • A Nickmutante:

    Es reiterada la escusa de comparse con el medico o cirujano, pero tengo que decirte que lamentablemente el discurso general de los diseñadores deja muchisimo que desear, y no muchos pueden realizar y sostener un analisis, explicacion y justificacion de los trabajos (propios y ajenos) sin caer en: Me gusta o no me gusta, como toda explicacion.

  • Berr says:

    Un tema interesante que sufrimos muchos por lo que veo. Me resulta curioso que el artículo sólo haga mención a los diseñadores web y no a los diseeñadores gráficos. Así mismo pone el ejemplo que a él le interesa cómo un mero cambio de color.
    El problema es que no suele ser así, sino que por lo general (alguno sabréis a qué me refiero) lo que quieren es cambiar el menú principal, añadir o quitar apartados, poner 250 fotos donde en un principio iban sólo 3; en definitiva hacen cambios estructurales importantes que dan al traste con cualquier planteamiento inicial. Digamos que van modelando su página web como si de una figura de arcilla se tratara. Y lógicamente no se la van a enseñar a esas personas “iluminadas” para que den su opinión cuando es un pedazo de barro amorfo. Se lo enseñan cuando la forma ya está definida.
    Y es por toda esta parrafada que me acabo de marcar por lo que molestan tanto los cambios. A mi me da igual si el resultado no me gusta ni a mi mismo siempre y cuando tu me hayas dado las pautas pertinentes a seguir. No me vale que me des vía libre y luego me cortes las alas porque entonces el que está siendo muy poco profesional eres tú que no sabes ni lo que quieres y lo vas viendo sobre la marcha.

    Que a gusto me he quedado!!!!

  • Cleisa says:

    Hola: Me divierto mucho viendo como la incomprension deja mal parado a algun critico de un tema del cual solo ha estado como usuario y en pocos casos han tratado de ponerse en lugar del otro. Fui durante mucho tiempo diseñadora de paginas webs y he visto como el “cliente” incapaz de imaginar con precision lo que queria navegaba entre el “esto no”, “cambiame esto”. Sin escuchar consejos que harian justamente mas funcional su web y ajustando el diseño al presupuesto (siempre en discucion), a los cambios que no pagaban. Tratar de identificar cual era la necesidad de la Web y tener un master en sicologia tal vez hubieran facilitado la tarea. Con el tiempo he aprendido que la gran mayoria de la gente se preocupa solo de si misma y desde alli intento ponerme en el lugar del otro sin esperar que el haga lo mismo. He visto millones de paginas con exitos estruendosos cuyos diseños practicamente no tienen color. El cliente deberia tener el tiempo para plantearse cual es el objetivo del proyecto web y contratar alguien que tenga el sentido estetico compatible consigo mismo, ademas de ajustarse a lo que su presupuesto puede pagar. He visto paginas horrendas pedidas asi por los propios clientes por una cuestion de gusto personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *