Recto

Irene 14 Feb 2007 2 comentarios

En mi época de facultad he hecho diseños ‘locos’ como el que más. El diseño-desorientador-de-usuarios es muy típico de esa época. Y está perfecto que así sea, porque es el momento de experimentar, de poner a prueba las teorías y ver cómo caen.
Recuerdo un software que diseñé para manejo del color… y lo que más grabado me quedó fue la cara de espanto del programador cuando dijo “¡Pero esto no tiene un solo ángulo recto!”. Y yo orgullosa contesté “Es cierto”.
Qué salame.

Ahora sé que la idea no es proponer nuevos paradigmas visuales con cada trabajo, sino hacerle la vida más fácil al usuario/cliente/ser humano que deba usarlo. Y a veces es necesario cambiar algo que existe, pero solo si es realmente superador.

Una cosa a tener en cuenta es el tiempo de aprendizaje de una interfaz. Por ejemplo, al ir a tomar un ascensor, tenemos pocos segundos para comprender de un vistazo la estructura de ordenamiento de esa interfaz… y encontrar el comando para indicarle al aparato a dónde queremos ir. Y si bien parece difícil complicar una interfaz en donde hay unos pocos botones con un par de jerarquías a lo sumo… los invito a que vean estos ejemplos que se esmeran para complicarle la vida al usuario:

Ejemplos de interfaz

Link original
Más ejemplos

[Fuente Duopixel]

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *