Reloj no marques las horas

Por algún motivo muchos diseñadores trabajan en horas en que los seres-humanos-no-diseñadores están en su octavo sueño.
No soy de ese grupo, me acuesto -casi- religiosamente a las 12 (0 horas) y me levanto a las 8 hs.
El hábito tiene que ver con que trabajé durante la mayor parte de mi carrera en oficinas con horarios normales, estoy casada con un ser humano que trabaja en horarios normales, tengo una hija a la que habituamos a levantarse a las 8 (¡sí, incluso los domingos!) y que me gusta mucho el sol en mi ventana.

Será porque pueden o porque les gusta, pero no a todos les resulta práctico dormir de esa manera.
Mark da unos consejos para quienes tratan cambiar el hábito y no lo han logrado.

10 comentarios

  • ranajujuy says:

    Para los que estamos del lado oscuro (nos acostamos cuando te levantas o casi) la gente de Duopixel publico también unos consejos para nada recomendables pero a veces necesarios.

  • Irene says:

    El Mark al que me refiero es justamente Duopixel, pero el post que vos mencionás es de hace 1 año. Se ve que el tema le quita el sueño ¡cuac!

  • Xabier says:

    y yo que creia que me estaba acostando tarde por ir acostumbrandome a la diferencia de horario, para cuando regrese… resulta k me estoy teniendo malos habitos… su sitio esta dabuti Lady

  • ranajujuy says:

    Bueno, me voy a dormir entonces, tengo que dar clases en unas horas.
    Mark cambio tanto el blog que todavia no lo relaciono. Es mas, como dicen los alquimistas, ya ni parece un blog.

  • leOs says:

    Buen post Irene. Puede que algunos diseñadores no logren dejar atrás a la Universidad que lleva mucho tiempo de cursada y de trabajo posterior.

    Pero no siempre en las empresas que podrían trabajar en horario normales lo hacen así. Hace poco terminé de hacer un trabajo para una empresa que hacían diseño que comenzaban a trabajar 11.30 o 12 pm y terminaban siempre a las 9 o 10 de la noche. Y no había ninguna necesidad de hacerlo así… sólo me daba la sensación de que había una cosa de mostrarse más sacrificado porque siempre llegaban a la casa a las 11 de la noche. Sacrificado es levantarse a las 7 para estar a las 8 ya trabajando. En fin, por ahí yo sea el equivocado.
    La primera vuelta que me llamaron a las 8.30 de la noche para pasarme ajustes les tuve que parar el carro diciéndole que hace ya hacía un rato que no estaba trabajando. Por suerte lo entendieron.
    En las empresas de publicidad esto sucede bastante más. Uno tiene que lograr acostumbrar al jefe a que uno trabaja en horarios normales. Finalmente se termina acostumbrando o yendo… o en los peores de los casos te terminan despidiendo porque no trabajás en horario : ) Porque no estás sentado a las 9 de la noche frente al monitor.

  • minombresbond says:

    Despues de años de fracasar en el intento de integrarme a los horarios en que mis congeneres humanos realizaban sus tareas cotidianas, llegue a convencerme de que era imposible matar al vampiro que llevaba adentro, probe con todo: disciplina militar, altas dosis melatonina, un libro Peirce o Bajtin (con ellos casi lo logro) pero finalmente la vigilia nocturna siempre gana, asi que decidi darle libertad absoluta al mencionado mamifero volador nocturno, y sentirme hermanado, al menos en eso, a esas celebridades que crean en la soledad de la noche, hay muchos ejemplos, aunque reconozco que es algo patetico creer en la bohemia y creatividad del trabajo nocturno, al menos sirve como consuelo para las horas de insomnio. Pero dejando esta clase de divagues propios de un aleteo de medianoche (ahora es pleno dia), sigo con la historia del sueño: al darle libertad al supuesto murcielago, descubri que el problema no era la afinidad por las horas nocturnas, o la dificultad de comenzar el dia cuando lo marca el despertador (tambien disfruto del sol mañanero), era mas bien un problema de reloj interno, no que adelantara o atrasara, simplemente: mi reloj interno ni tiene 24 horas, tiene 24 horas… Y MEDIA!
    Religiosamente me envia a la cama media hora despues de lo que deberia, y consecuentemente me despierta media hora mas tarde, conclusion: cada dia el defasaje va en aumento, por lo tanto un dia me encontraran trabajando intensamente a las 4 am y despertando a la hora del almuerzo y un mes despues despertando feliz a las 7 de la mañana antes de que suene el despertador.
    Descubierta la inexistencia del vampiro, quedaba averiguar el origen de tal anomalia.. me pregunte, cuanto duraba el dia en otros planetas?
    google me respondio:

    Mercurio: duracion del dia 59 días terrestre
    Venus: duracion del dia 243 días terrestres

    increiblemente largos!

    asombosamente los dias de Jupiter, Saturno, Urano y Neptuno a pesar de ser los planetas mas grandes, son los que giran mas rapido, y promedian en las 11 o 16 horas!
    solo quedaba un candidato..

    Marte: duracion del dia… 24 horas y 37 minutos!

    Ahora que se la verdad, debo advertirles a muchos supuestos vampiros, no es que lleven dentro de si genes sobrevivientes de aquel primitivo mamifero volador, afines a la actividad nocturna, mas bien es la influencia de antepasados mucho mas misteriosos aun, que desarraigados de su planeta original, resisten estoicamente la violencia de un horario artificialmente impuesto, y mirando la estrella roja, saben con total precision, sin que nadie les diga, si alla es mañana, mediodia o medianoche

  • Irene says:

    Xabier, gracias.

    ranajujuy, ¿no parece un blog por que está muy estructurado? no sé, no lo había pensado.

    leOs, no conocía empresas que empezaran a trabajar tan tarde. en la última que trabajé me fui bastante mal porque nos hacían trabajar en horas extras, incluso hasta algunos domingos, pero no había ninguna retribución por ese esfuerzo.

    minombresbond, ¡ahora entiendo todo! siendo marte el planeta rojo…

  • leOs says:

    Si yo tampoco conocía este tipo de empresas salvo algunas que cumple tareas que deben hacerse en esos horarios.
    Pero bueno como ésta, así como trabaja en estos horarios, trabaja para todo, bien al extremo de desorganización así que les dije que se busquen a otro.

  • Alex says:

    Puff! Yo no creo que trabajar de 8 de la mañana hasta alguna hora de la media tarde sea “normal”, en todo caso es parte de ciertas convenciones que la mayoría acuerda llamar de esa manera. Hace poco leí un reportaje a un célebre escritor argentino que contaba “cómo” la familia se ha integrado a sus “extraños” horarios de vida laboral nocturna (no! no labura de sereno, es un escritor!) y su explicación me pareció muy lógica: de noche puede disfrutar del silencio profundo, evita que el teléfono suene cada 5 minutos, nadie interrumpe su trabajo, etc.
    Yo, al igual que este hombre, comienzo a disfrutar de mis horarios laborales cuando sé que no estoy en “horario de atención al público”, cuando afuera el ruido de los autos es un zumbido esporádico, cuando no hay voces humanas. Pero claro, si tenés que “tratar” con tus clientes, si tenés que atender una familia, si tenés que pagar tus cuentas … vivir a contramano tiene su precio!

  • Irene says:

    Alex: me parece que normal es lo que hace la mayoría, lo que establece la norma de uso. No es lo que está bien, si no lo que mucha gente hace.
    No juzgo a quien duerme en otros horarios, pero convengamos que la mayoría duerme más o menos, entre las 0 y las 8 hs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *