Ser o no ser

Irene 23 Abr 2003 Comentarios desactivados en Ser o no ser

Votar es un compromiso con la libertad que tenemos. Aunque esta libertad no siempre nos da el poder que creo que el concepto libertad implica, creo que no podemos aferrarnos a una utopía, aunque es necesario tenerla como horizonte.
Entonces el sistema imperante nos presenta una vez más la posibilidad de elegir y es interesante conocer las reglas y así jugar el juego inteligentemente.

Y en relación al horizonte, me pregunto cuál sería la mejor manera de poder rechazar el sistema sin que esto te deje fuera, como es en la actualidad.

A continuación pueden ver qué pasa con los votos en blanco y los impugnados.

Qué vota cuando no vota

Queremos mostrar con un ejemplo numérico muy sencillo la opinión de los que piensan no ir a votar, votar en blanco o bien impugnar su voto, por ejemplo votando a Clemente.

De una población de 130 ciudadanos, 18 votan en blanco, 10 impugnan su voto, 2 deciden no concurrir a votar, 40 votan al candidato A, 29 al candidato B, 15 al C y los restantes se reparten entre los otros candidatos.
Unos pocos cálculos nos permiten obtener los siguientes porcentajes:

Candidato Votos Porcentajes
Blanco+Impugnado+Ausente = 30 / 23,10%
A 40 / 30,80%
B 29 / 22,30%
C 15 / 11,50%
Otros 16 / 12,30%
Total 130 / 100%

Viendo estos resultados podría sacarse como conclusión que habrá una segunda vuelta para elegir presidente entre los candidatos A y B.
Sin embargo todos los que eligieron no votar, en total 30 personas (23,1%), hacen que esto no sea así.

Del total del padrón de 130 se restan 30 y la “nueva población” es de 100 ciudadanos. A partir de aquí los porcentajes se transforman mágicamente, gracias al “no voto” en:

Candidato Votos Porcentajes
Blanco + Impugnado + Ausente = 30 / 23,10%
A 40 / 40% (ANTES 30.8 %)
B 29 / 29% (ANTES 22.3 %)
C 15 / 15% (ANTES 11.5 %)
Otros 16 / 16%
Total 100 / 100%

El candidato A se proclama Presidente en la primera (y única) vuelta ya que según determina nuestra Constitución (después del Pacto de Olivos) si el candidato más votado reuniera el 45 % de los votos afirmativos válidamente emitidos será proclamado presidente, y también será así si obtiene el 40 % de los votos afirmativos válidamente emitidos y superara en más de 10 % al segundo candidato, como ocurre en nuestro ejemplo.

¡El candidato A ganó en primera vuelta gracias a la opinión de los que creen que no votaron!

Artículo 97.- Cuando la fórmula que resultare más votada en la primera vuelta hubiere obtenido más del cuarenta y cinco por ciento de los votos afirmativos válidamente emitidos, sus integrantes serán proclamados como presidente y vicepresidente de la Nación.

Artículo 98.- Cuando la fórmula que resultare más votada en la primera vuelta hubiere obtenido el cuarenta por ciento por lo menos de los votos afirmativos válidamente emitidos, y además existiere una diferencia mayor de diez puntos porcentuales respecto del total de votos afirmativo válidamente emitidos sobre la fórmula que le sigue en número de votos, sus integrantes serán proclamados como presidente y vicepresidente de la Nación.

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados.