Sin globito

Irene 9 May 2003 1 comentario

Naomí Klein está en Buenos Aires. El libro No Logo me pareció un excelente estudio de lo que las marcas son actualmente, el lugar que algunas ocupan en nuestra cotidianeidad y sin duda nos hace pensar qué lugar queremos darles.
Personalmente creo que una marca es una producción cultural, no un demonio que hay que eliminar. Pero sin duda hay muchas situaciones, como las que se dan en colegios y universidades de EEUU, que son aberrantes.

Su nombre es asociado siempre a lucha anti-globalización.
Hace un tiempo atrás hubo movilizaciones en contra de la globalización que fueron coordinadas o se dieron sincrónicamente a través del mundo. Me pareció una paradoja muy graciosa y empecé a sospechar del término.
Avi Lewis, su esposo, en una nota que dieron a Hecho en Buenos Aires, comentó por qué prefiere no usar la palabra globalización, palabra producida según él por los medios y que en realidad lo relevante es qué tipo de globalización se plantea.

“Hay muchas globalizaciones, y hay una que es interesante: la globalización de la resistencia.”

Hace siete meses que están en Buenos Aires filmando y le llamó la atención el debate constante en que vivimos.

“Una de las cosas interesantes que encuentro acá es la cultura del debate. Como cineasta, es un buen país para hacer una película porque la gente debate hasta el infinito.”

Me pregunto cómo será en el resto del mundo. Realmente no sé si creerle que seamos especiales en eso, porque me gustaría pensar que si hay debate, hay crecimiento, y todavía veo que como sociedad estamos bastante paralizados y con problemas básicos que resolver.

Etiquetas:

1 comentario

  • Doug says:

    Soy estadounidense (así que tenés que perdonar mi castellano, lo cual no es tan bueno), pero viví en Argentina por casi dos años (sept 1999-julio 2001). Esta primavera regreso a Argentina para trabajar por cuatro meses.

    El haber vivido en los Estados Unidos y la Argentina me enseño muchas cosas, y una de esas fue que hay mucho debate allá! Te lo puedo confirmar que hay mucho más debate allá que acá. Es una de las cosas que me encantó de Argentina.

    Pero, también comparto el último sentimiento tuyo (“si hay debate, hay crecimiento, y todavía veo que como sociedad estamos bastante paralizados y con problemas básicos que resolver.”) Como tu comentario refleja, la falta de crecimiento concreto es un tema frustrante para todos los que quieren ver Argentina progresar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *