Tomás Maldonado

Irene 3 Jul 2003 12 comentarios

Tal vez me hubiera gustado escucharlo más, tal vez el sonido no era el mejor y se perdían muchas cosas. Realmente me impactó verlo en persona. Hay ciertas personas a las que uno les tiene afecto aunque no haya cruzado nunca una palabra y no tenga una relación personal.

De las ideas que expresó me quedé con unas pocas que me parecieron sugerentes. Como la charla no fue grabada, los comillados son de citas que fueron tomadas a mano, por lo cual me disculpo porque podría existir algún error.

Tomás Maldonado nos decía que hay que estar siempre vigilantes, no hay que dejarse contar historias. Estar en un estado pesimista-constructivo. Escéptico, pero no demasiado. Luchar para que las cosas sean posibles.
Habló del arte abstracto como un mundo juguetón, opuesto a las visiones tristes y grises del neorrealismo.

Sobre su actuación en el Politécnico de Milán, contó que fue una distracción de los italianos el nombrarlo, porque estaban reconstruyendo el país de la posguerra y él era un “exótico”.

Cuando le preguntaron sobre la modernidad como proyecto utópico, contestó: “Lo que interesa de las utopías es el camino. Después tenemos tiempo de desilusionarnos.”

Una parte de las preguntas rondó el tema de su militancia política, y contó de sus vivencias en el PC, y de lo cerrado que era el pensamiento del partido en aquella época, tanto que lo echaron. Y cuando le preguntaron qué podía hacer el diseño para cambiar el mundo, respondió “Ni el realismo ni la abstracción pudieron poner en problemas al sistema capitalista.”

Aunque ve al diseño industrial como parte del discurso capitalista, reconoce matices. “En el diseño de productos se ve un profundo desprecio por la prestación de los productos, expresan un mundo donde esta prestación no importa y los sectores más populares son despreciados. […] Pero no toda la producción capitalista tiene esas características. […] La sociedad no se cambia desde el diseño industrial.”

Esa noche me fui caminando bajo la llovizna con un amigo por las calles de La Boca, y compartíamos una sensación agradable. Conocimos un Tomás Maldonado de humildad admirable, abierto, que mostró en cada momento aprecio por las palabras del otro, cuidándolas como a un objeto preciado.

Acá les paso unos links sobre la charla, el Arte concreto y la muestra:
Suplemento Arte – La Nación, Arquitectura – Luis Grossman – La Nación, Asociación Arte Concreto-Invención, Arte al día, La Maga, Clarín, SiteArte.

Etiquetas:

12 comentarios

  • Daniel.- says:

    Tu blog sigue siendo un PLACER. ¿Ya te lo dije? No importa te lo voy a seguir diciendo mientras siga siendo un placer, gracias!.

  • irene says:

    ¡¡¡Gracias!!!
    Y que lindo que me lo digas con este post que me costó tanto.
    El martes lo tenía casi terminado y no, me parecía que faltaba información de él, de lo que significa para la historia argentina…. pero me tengo prometido no pretender escribir un libro de cada tema, si no no podría postear jamás.

  • Horacio says:

    Coincido con Daniel.

  • Natacha says:

    Gracias. Me quedé con las ganas de ir, es buenísimo este post.

  • Martin says:

    Irene realmente reflejas muy bién lo que sentimos todos aquellos que presenciamos ese momento mágico como quién estuviera frente a su ídolo inalcanzable. Sinceramente creo que Tomás Maldonado (su convicción, su inquietud y el mirar siempre para adelante) es el ejemplo que debiéramos seguir los argentinos si queremos un país distinto.
    Me siento totalmente identificado en tus sensaciones que transcribis.
    Te felicito.

  • Daniel.- says:

    Eso que te pasa, de no querer dar por terminado un texto, es algo típico de escritor, te aviso. Siempre se pretende más y por eso se sigue escribiendo, siempre se podría haber escrito mejor pero alguna vez hay que hacerlo.
    Ya te llegará el momento de los libros pero mientras tanto, seguí posteando acá, que te sale maravillosamente bien. Un Abrazo.

  • mint says:

    me enecanto tu post,sos muy clara para explicar y pones mucho de tu especialidad, me regusta! espero que sigas llendo a lugares y te cruce! yo tambien amo escribir sobre exposiciones y charlas. un abrazo_!
    mint

  • Fabián Carreras says:

    Estimado lectores ¿quería saber si Tomás Maldonado dejó algo escrito sobre la enseñanza del diseño en la Argentina?
    ¿Hay algún plan de estudio?

    Saludos

    Fabián.

  • Alberto says:

    Gracias por esta info.. Soy de Lima – Peru y me dejaron una investigacion de diseñadores de todo el mundo y eleji a Tomas Maldonado, siempre apoyando a los latinos… Me parece super interesante y a ver q nota me ponen mañana.. Saludos ;D

  • Patricio Clucellas says:

    Estoy tratando de saber el destino actual de un cuadro de Maldonado, Tensiones de origen matemática, expuesto en Brasil en 1953 y que perteneció a la colección de Avelino Fornieles. Es para un trabajo sobre el artista. Gracias por el espacio concedido.

  • Nacho says:

    ahora que me enteré me dieron ganas de ir.