Volver de la nieve

Irene 14 Jul 2008 4 comentarios

Me fui de vacaciones sin avisar. Uno de los motivos es que -como ya habrán escuchado en los medios- los vuelos de Aerolíneas Argentinas están complicados, asi que me fui cuando la aerolínea quiso.
Me fue bien y mal. Bien: me desenchufé y disfruté del paisaje del sur que es maravilloso. Mal: se enfermó mi hija y luego yo, asi que fueron pocos los días de paseo. Lo bueno es que a pesar de estar encerrada por las enfermedades, estábamos en unas cabañas en Trevelin (cerca de Esquel) con todos los chiches y los días que pasamos encerrados fueron agradables, con vista a las montañas.
Por suerte pude en el medio de todo el lío pisar la nieve en La Hoya, caída la noche anterior, muy suave y limpia.
Y ayer, como el avión fue retrasado con aviso previo (una buena), pudimos hacer una caminata en Bariloche bajo la nieve, desde el refugio Neumeyer hasta la congelada -como se ve en la foto- Laguna Verde. Esta excursión fue muy agotadora pero espectacular. Si bien al sur fui muchas veces, casi siempre fue en verano, asi que es la primera excursión en la que camino tanto en la nieve.
Ahora solo quedan los chocolates de mamuschka… pero por poco tiempo.

Etiquetas: ,

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *